Los ancianos suelen caerse bastante seguido, lo que puede producir graves lesiones. Pero eso ya se terminó, gracias a estos innovadores zapatos que permiten mantener el equilibrio.


Para evitar que la gente de tercera edad tenga un accidente, una empresa israelí desarrolló un dispositivo que se incorpora en la suela de los zapatos, lo que permite que las personas mayores mantengan el equilibrio y eviten las caídas.

El dispositivo posee sensores de presión y un mecanismo de deslizamiento en el talón que detecta el centro de gravedad del usuario cuando se mueve hacia atrás, justo en el momento antes de la caída. El dispositivo hace retroceder un zapato unos centímetros para equilibrar a la persona. Este movimiento imita el paso natural hacia atrás que hace una persona sin problemas de equilibrio.
De esta manera se podrán evitar las caídas, uno de los principales peligros en los ancianos y uno de los motivos de fracturas de huesos y pérdida de confianza para moverse y vivir de forma independiente.