La Organización Mundial de la Salud (OMS) reconoce que la estrategia de la atención integral y centrada en la persona debe ser el eje para mejorar los servicios de salud y de cuidados de larga duración (OMS, 2015). En su Decenio del envejecimiento 2020-2030, reitera que para fomentar un envejecimiento saludable y mejorar la vida de las personas mayores además de introducir cambios en las acciones que emprendamos hay también que cambiar nuestra forma de pensar acerca de la edad y el envejecimiento.