Paso de Los Andes 1497 - Mendoza 54 261 5564386 54 261 5564386 info@gerontogeriatria.org

Sistemas iniciales de protección

Al producirse la primera Revolución Industrial, el trabajador se hace consciente de su desamparo frente a las largas jornadas de trabajo y los reducidos salarios. La alianza profesional y la huelga eran delitos y los delitos no estaban obligados a solventar los gastos producidos por enfermedad o accidentes de trabajo. En este contexto surgen los sistemas iniciales de protección cuentos como el ahorro privado, la mutualidad, el seguro privado y la asistencia pública.

El ahorro privado

Es una previsión de carácter individual que consiste en reservar parte de los ingresos ordinarios.
Con el paso del tiempo esta medida de previsión es fomentada por los propios Estados. Sin embargo, este sistema resulta difícil de mantener en épocas de crisis cuando los salarios de los trabajadores a veces no permiten ni cubrir las necesidades básicas de la familia.

El mutualismo

Es otro sistema de previsión basado en la asociación entre miembros de determinadas colectividades para asumir riesgos como la vejez, la invalidez, la enfermedad y la muerte, a través de aportaciones económicas de sus miembros.

Es importante destacar que en el mutualismo está ausente el propósito de lucro, ya que se inspira en el principio de solidaridad, el cual sirve de base de lo que hoy se conoce como Previsión Social tanto pública como privada.

El seguro privado

Aparece a finales del s. XV, derecho al desarrollo del comercio marítimo, como un contrato de derecho privado en virtud del cual mediante el pago de una prima, estimada en función del riesgo asumido por la aseguradora, se obliga al pago de un capital o indemnización al producirse el evento por el cual se contrata el seguro.
Cabe destacar el surgimiento de un tipo de seguro de vida en la Inglaterra del s. XVI un tanto especial e incluido por lo que asegura la vida de una persona durante un corto período de tiempo, un año o incluso menos. Este seguro se basa en proporcionar a los familiares del fallecido una indemnización en caso de accidente para que pueda compensar a los acreedores en caso de fallecimiento sin haber saldado sus deudas.
Así, un día de hoy el seguro privado puede incluir dentro de su alcance a varios grupos de personas y empresas para proteger a sus trabajadores contra los accidentes del trabajo y las enfermedades profesionales.

La asistencia social

Surge para resolver el problema de la indigencia nacido de la primera Revolución Industrial. Sin embargo, actualmente esta asistencia social puede ser privada, cuando la asumen instituciones de ese carácter, pública si es asumida por el Estado y mixta cuando se dan ambas características.

 Como estos sistemas no daban una solución integral quirúrgica el seguro social

Seguro Social

Ante la ineficinecia de los sistemas iniciales, nace el seguro social obligatorio.
Los sistemas iniciales de protección resultaron incapaces de dar una solución integral a los riesgos que se plantean y, por ello, surge la figura del seguro social obligatorio, creado y dirigido por los diferentes Estados.

Los seguros sociales incluidos en Alemania incluyen el nacimiento de este modelo de previsión que se fue implantando a finales del s. XIX y principios del s. XX en otras partes del mundo hasta la aparición de la Seguridad Social.

Nacimiento Seguridad Social

El nacimiento de la Seguridad Social se encuentra en EE.UU., a partir de la Ley de Seguridad Social del 14 de agosto de 1936 promulgada por el presidente Franklin D. Roosevelt con la propuesta de hacer frente a la crisis económica que asolaba el país .

Así, podrían desarrollar medidas contra la desocupación, por medio de subsidios a los desempleados, de asistencia a las personas más desfavorecidas y seguros de invalidez, vejez, muerte y desempleo para todos los trabajadores por cuenta ajena. Tres años después, en Nueva Zelanda se promulgó la Ley de Seguridad Social que afecta una influencia importante en la legislación mundial sobre la materia.

A partir de este momento se produce una importante proliferación legislativa primero sobre los seguros sociales y después sobre la seguridad social, hasta culminar con el derecho a la seguridad social.

Actualmente, el desarrollo y la armonización del derecho de la seguridad social a nivel mundial le corresponden a la Organización Internacional del Trabajo (OIT). La OIT fue creada en 1919 y, actualmente, se encarga, entre otras funciones, de responder a las necesidades de los trabajadores al reunir a los gobiernos, los trabajadores y establecer normas de trabajo generales, desarrollar políticas y concebir programas sociales.

¿Cuál es el Modelo Actual?

En la mayoría de los países, el modelo de previsión social se basa en tres niveles de protección:

1. Nivel básico o no contributivo

El nivel básico, no contributivo o asistencial otorga las prestaciones a todas las personas que no hayan realizado nunca ninguna aportación a su sistema de seguridad social, si lo han hecho, serán insuficientes para corresponderle las prestaciones del nivel contributivo o profesional. Lo que se pretende es que en situaciones de necesidad todas las personas tengan un cierto nivel de vida que asegure, al menos, su bienestar.

2. Nivel contributivo o profesional

Mediante el nivel contributivo del Estado garantiza una serie de prestaciones, basado en proporcionar una protección suficiente frente a determinadas situaciones, las personas que realicen una actividad profesional, los familiares que tengan una carga.

La diferencia principal respecto del nivel anterior es mientras que el nivel asistencial lo financiero el estado en cuestión, el contribuyente se financia principalmente con las aportaciones que realizan los trabajadores.

Las prestaciones controladas mucho en función de cada país.

3. Nivel complementario (Previsión Social Complementaria)

Es una cobertura privada, adicional a la que suelen ofrecer los sistemas públicos. De este modo, quienes están en condiciones económicas de hacerlo pueden requerirse unas prestaciones determinadas o próximas al nivel de ingresos que dejan de percibir cuando se producen, por ejemplo, la jubilación u otras situaciones relacionadas mediante la contratación de seguros seguros o productos financieros creados para tal aleta Un ejemplo de este nivel son los planos de pensiones o los seguros de vida-ahorro.

Este tercer nivel conforma la Previsión Social Complementaria. Además, no se refiere solo a la previsión complementaria que puede realizar cada individuo de manera particular sino también a la previsión social empresarial, en el cual el sistema se configura como parte de la remuneración del trabajador.