El Pie Diabético es enfermedad la más grave provocada por la diabetes y que afecta anualmente a más de 100.000 personas solo en España. Pes e a su alta prevalencia es una patología que arrastra un profundo desconocimiento social y que carece de protocolos sanitarios homogéneos, pero que supera en mortalidad a la mayoría de los cánceres más letales.

Consciente de ello, Urgo Medical, división de Laboratorios Urgo experta en la cicatrización de heridas, ha puesto en marcha la II Campaña Nacional del Pie Diabético, una iniciativa con la que se pretende impulsar la prevención, la detección precoz y el conocimiento de esta enfermedad.

Se debe impulsar la prevención, detección precoz y el conocimiento del Pie Diabético, cuya tasa de mortalidad supera la de la mayoría de los cánceres más letales
Durante la presentación de esta campaña, que ha tenido lugar en Santiago de Compostela, los expertos han advertido que, aunque las personas con diabetes pueden sufrir otras complicaciones severas como la insuficiencia renal o la ceguera, son las del pie las que se cobran un mayor número de víctimas desde el punto de vista humano y económico.

En este sentido, José Luis Lázaro, jefe de la Unidad del Pie Diabético de la Clínica Universitaria de Podología de la Universidad Complutense de Madrid y presidente de D-Foot International, destaca que “una de cada cuatro personas con diabetes desarrolla a lo largo de su vida una úlcera en el pie”, que puede terminar en amputación. De hecho, “siete de cada diez amputaciones de extremidades inferiores están producidas por causas relacionadas con la diabetes”, inca este experto.

España es el segundo país con más amputaciones de extremidades inferiores relacionadas con la diabetes, solo superada por Estados Unidos. Además, “tras esta intervención, el índice de supervivencia no sobrepasa los cinco años en el 70% de los casos”, indica el Dr. Lázaro, siendo la tasa de mortalidad “superior que la de la mayoría de los cánceres más mortales”.

La razón principal por la que un paciente con diabetes desarrolla una úlcera de pie diabético es la neuropatía, que provoca una pérdida de sensibilidad en los pies y hace que el individuo no sea consciente de lesiones comunes, como las producidas por quemaduras, cortes o rozaduras. Esto ocasiona una herida que no cicatriza debido al componente isquémico presente en el 80% de las úlceras, elevando considerablemente la probabilidad de amputación.

Los expertos, no obstante, insisten en que hasta el 85% de todas las amputaciones se pueden prevenir fácilmente mediante una buena atención sanitaria y cuidados personales basados en una buena información. “Es importante empezar por la prevención y un diagnóstico específico de cada herida, con una derivación temprana cuando sea necesario y protocolizando el abordaje de estos pacientes con los tratamientos con mayor evidencia existentes”, explica Xavier Camps, director de Urgo Medical.

Para lograrlo, y como parte de la campaña, expertos nacionales en pie diabético se han reunido para impulsar un consenso nacional que permita homogeneizar la atención y crear circuitos asistenciales. “No solo se trata de un problema médico, ya que los problemas del pie consumen hasta un 15% de los recursos sanitarios en los países desarrollados”, recuerda el Dr. Lázaro.

Por su parte, Aureliano Ruiz, vicepresidente de la Federación Española de Diabetes (FEDE), a la vista de los datos actuales, advierte que “el pie diabético debe ser una de las prioridades de la agenda política, con el objetivo final de poner en marcha medidas que mejoren la prevención y conseguir introducir Unidades de Pie Diabético Multidisciplinares en los hospitales, ya que han demostrado ser coste-efectivas”.