La compañía biofarmacéutica UCB y un equipo de científicos del Instituto Nacional Francés de Salud e Investigación Médica (Inserm, por sus siglas en francés), dirigido por el doctor Luc Buée, (rofesor investigador del CNRS – Centro Nacional para la Investigación Científica en la Universidad de Lille), han demostrado los efectos beneficiosos de la inmunoterapia anti-tau en un modelo murino de la enfermedad de Alzheimer.

Esta investigación pone de relieve el potencial de la inmunoterapia anti-tau en el tratamiento del Alzheimer y de otras enfermedades impulsadas por la proteína tau

El objetivo de la investigación fue evaluar dos anticuerpos dirigidos a tau en un modelo in vivo para determinar sus efectos en la aparición y la progresión de la enfermedad en ratones inyectados con extractos de cerebros con la enfermedad de Alzheimer. Asimismo, se probó un segundo modelo de ratón diseñado para evaluar la diseminación de la enfermedad.

El estudio descubrió que el nuevo anticuerpo de UCB, dirigido a un epítopo central de tau, bloquea de forma efectiva la aparición de la enfermedad en ratones al prevenir la formación de ovillos neurofibrilares. El anticuerpo también previno la diseminación de la proteína tau patológica a otras partes del cerebro en ratones, lo que se asocia habitualmente con la progresión de la enfermedad de Alzheimer. El otro anticuerpo evaluado, dirigido a un epítopo diferente de tau, fue menos eficaz para bloquear la patología inducida por tau, destacando el impacto de la elección del epítopo de tau en la eficacia in vivo.

Al describir las investigaciones, el doctor Morvane Colin, de la Universidad de Lille, y codirector de estas investigaciones junto al doctor Jean-Philippe Courade de UCB, explicó que “no todos los anticuerpos dirigidos a tau son igual de eficaces. De hecho, en este estudio y en uno previo in vitro, los anticuerpos dirigidos a la parte más central de la proteína tau mostraron que era posible mejorar la eficacia”.

En análisis anteriores, la biofarmacéutica UCB ya había estudiado una serie de anticuerpos anti- tau que tienen la capacidad in vitro de bloquear la agregación de tau. En modelos murinos, donde la patología se inicia al inyectar extractos cerebrales de pacientes con enfermedad de Alzheimer, algunos anticuerpos preseleccionados in vitro bloquean la agregación de tau. Además, estos anticuerpos evitan la propagación de la degeneración neuronal en el cerebro del ratón.

El doctor Martin Citron, responsable de Neurociencia en UCB, subrayó que “estos datos, junto con los de estudios in vitro publicados previamente, sugieren que la elección de un epítopo tau podría ser un determinante crítico de la eficacia terapéutica de los anticuerpos anti-tau. Estamos entusiasmados de poder avanzar en nuestro programa clínico para explorar los beneficios potenciales de nuestro anticuerpo anti-tau en la neutralización de especies patológicas presentes en cerebros de personas con enfermedad de Alzheimer y PSP”.

La proteína tau es una de las principales que se agregan para dar lugar a la muerte neuronal en muchas enfermedades neurodegenerativas, incluida la enfermedad de Alzheimer y la parálisis supranuclear progresiva. La inmunoterapia dirigida a la proteína tau extracelular es un enfoque terapéutico nuevo y prometedor para estas patologías.
Los resultados de este estudio realizado en animales, junto con la caracterización de estos anticuerpos por UCB, han avalado el inicio de estudios clínicos en seres humanos.