Aunque el maltrato «grave» ya es motivo de desheredación, la regulación de las sucesiones sigue obviando el maltrato psicológico. Para paliar esta situación, el Departamento de Justicia de la Generalitat de Catalunya está ultimando un anteproyecto de ley que hará referencia expresa al mismo para evitar la ambigüedad actual y adaptar la norma a la nueva realidad social.


Igual que en el caso de los maltratos físicos, el cambio de la regulación también prevé la desheredación de los legítimos que maltraten psicológicamente a la pareja o los padres del testador. De esta manera, la ley proporcionará más protección a los testadores, especialmente a las personas mayores y dependientes.
geriatricarea maltrato psicológico mayores

El maltrato psicológico será motivo de desheredación tal y como establece el anteproyecto de ley de actualización del Código Civil de Catalunya

Y es que, tal y como apunta la consejera de Justicia, Ester Capella, “sin respeto a los padres y madres, no hay dignidad. Los hijos e hijas que maltraten psicológicamente a sus padres tienen que saber que perderán el derecho a la legítima. No podemos banalizar ningún maltrato ni podemos dejar a los mayores en la estacada”.

En este sentido, el titular de Trabajo, Asuntos Sociales y Familias, Chakir el Homrani, destaca que “a menudo las circunstancias de maltrato, y especialmente psicológico dentro de la propia familia, hace que tan sólo uno de cada diez casos se denuncien. No queremos que esto quede silenciado y que nuestros mayores se sientan solos. Por este motivo, además de esta modificación nueva del Código Civil, este verano se inicia el despliegue territorial de la lucha contra los maltratos y el refuerzo de la formación a los profesionales de servicios sociales, los más cercanos a la hora de detectar y prevenir situaciones de maltrato”.

Tal y como recuerdan desde la Generalitat de Catalunya, los daños que perjudican la integridad física, psíquica, patrimonial, autonomía personal o cualquier otro derecho fundamental se califican como maltrato, y las acciones que provoquen estos daños pueden ser aisladas o repetidas. Se trata, en definitiva, de una falta de respuesta a las necesidades de las persones mayores. Según la Encuesta de seguridad pública de Cataluña, los abusos psicológicos suman el 44% de los maltratos, seguidos de las negligencias (29%), los abusos patrimoniales (15%) y los físicos (12%).

La consejera de Justicia, Ester Capella, y el titular de Trabajo, Asuntos Sociales y Familias, Chakir el Homrani, han dado a conocer esta medida

En la mitad de los casos, los autores de los abusos son los hijos u otros familiares. Esta circunstancia explica que sólo se denuncien uno de cada diez casos de maltrato, porque las víctimas tienen miedo de represalias, vergüenza, sentimiento de culpa por su dependencia y un vínculo emocional con los autores de los abusos. Cada año, los Mossos d’Esquadra reciben alrededor de un millar de denuncias por supuestos maltratos a personas mayores.

Esta modificación estará incluida en el anteproyecto de ley de actualización del Código Civil de Catalunya que el Departamento de Justicia llevará al Gobierno en las próximas semanas para su aprobación y posterior tramitación parlamentaria. El anteproyecto incorpora otros cambios. Así, en el caso de ausencia de hijos, la ley sólo reservará una octava parte de los bienes para cada uno de los ascendentes del testador. Esto significa que, a diferencia de ahora, si uno de los progenitores ha muerto, el otro sólo tendrá derecho a la mitad de la legítima y no a su totalidad. El tiempo para la reclamación de la legítima también se acortará, y pasará de los 10 a los 4 años.

 
Abordaje y prevención del maltrato a las personas mayores

El Departamento Trabajo, Asuntos Sociales y Familias se están llevando a cabo varias iniciativas para prevenir y abordar las situaciones de maltrato a las personas mayores. Así, se ha desplegado el Protocolo marco y orientaciones contra los maltratos a las personas mayores en todo el territorio.

Entre otras actuaciones, elabora y coordina la aplicación de guías territoriales dirigidas a los profesionales implicados en diversos ámbitos (justicia, salud, interior, servicios sociales y colegios profesionales) para el abordaje de este fenómeno. En estas guías los profesionales pueden encontrar las herramientas necesarias para detectar, hacer una buena diagnosis e intervenir ante una situación de riesgo.

Además, el Gobierno catalán también está trabajando en nuevas líneas para el Contrato Programa 2020-2023 para prevenir y evitar el aislamiento de las personas mayores, así como un programa de soporte a profesionales en el ámbito de los maltratos a este colectivo. Desde el punto de vista de la prevención, también se ha puesto en marcha la Academia de los Seniors, una formación integral con el objetivo de empoderar a las personas mayores.