El paso del tiempo genera una serie de cambios físicos, cognitivos, sociales y psicológicos en el cuerpo que se pueden no sólo rehabilitar y tratar, sino también prevenir con técnicas de fisioterapia y ejercicio físico, tal y como se pone de manifiesto desde el Colegio Oficial de Fisoterapeutas de Canarias (COFC).

Y es, como destacan desde este Colegio, la fisioterapia y su aplicación práctica al ejercicio físico en las personas mayores garantizan resultados que suponen grandes beneficios no solo para sus practicantes, sino para todo el sistema de salud.
En este sentido, el COFC está llevando a cabo dos proyectos que, liderados por fisioterapeutas, han puesto a hacer ejercicio a 90 mujeres de entre 40 y 86 años de los municipios de Arafo (Tenerife) y Los Llanos de Aridane (La Palma).

Desde el COFC se destaca que las técnicas de fisioterapia y el ejercicio físico son esenciales para un envejecimiento saludable

Alrededor de 65 mujeres siguen el programa de ejercicio terapéutico ‘Movimiento y Salud’ de Arafo, una iniciativa que cumple ahora tres años, y que ha supuesto una mejora en la calidad de vida de las alumnas que participan a diario en las distintas clases y en los talleres de promoción de hábitos de vida saludable.

“Para las personas el movimiento es vida, porque ayuda a que nuestros músculos estén activos, ayuda a mantener durante el máximo tiempo posible nuestras articulaciones en buen estado y gracias a esto, a que podamos movernos con total seguridad”, destaca Lourdes Carranza, fisioterapeuta que dio luz a este proyecto con el apoyo del Ayuntamiento de Arafo, para el que trabaja en la Residencia María Auxiliadora, y que además forma parte de la Comisión de Geriatría y Gerontología del COFC.

Para esta experta “a través de la actividad física y fomentando unos hábitos de vida lo más activos posibles conseguimos lograr un objetivo fundamental, mejorar la aptitud física del mayor y reducir el número de caídas, evitando así las posibles complicaciones derivadas de éstas”.

Destacar también que las alumnas que participan en este proyecto se asociaron hace alrededor de un año, con el objetivo de buscar recursos para poder ampliar y financiar nuevas actividades. Esto es importante ya que, “además de los beneficios físicos, están los psicológicos y los sociales… Se han creado unos lazos de amistad y una identidad de grupo que se pone de manifiesto en todos los eventos en los que participamos”, subraya Lourdes Carranza, destacando que “uno de los factores que influyen positivamente en los lazos del grupo es la intergeneracionalidad. Además de fisioterapia, hemos incluido clases de pilates, charlas de ergonomía y autocuidados”.

Para muchas de las participantes en el programa ‘Movimiento y Salud’ de Arafo, el hecho de que un fisioterapeuta sea el que está detrás de este proyecto les da “seguridad” a la hora de ponerse en forma. “Muchas mujeres de edad avanzada ya no se atreven a realizar ejercicio sin una supervisión adecuada”, asegura Lourdes Carranza. “El fisioterapeuta es un profesional capacitado para adaptar el ejercicio a las características del individuo, no sólo a la hora de tratar las lesiones o patologías existentes, sino de prevenir patologías en poblaciones de riesgo”, destaca.
Conscientes de los beneficios de este tipo de iniciativas, otros municipios del Archipiélago están llevando a cabo programas similares de envejecimiento activo supervisados por fisioterapeutas, como el grupo de gimnasia del Centro de Día del Ayuntamiento de Los Llanos de Aridane, en La Palma, donde la fisioterapeuta Lorena Geiries realiza un proyecto de ejercicio terapéutico en el que están inscritas 25 mujeres.

Y es que, tal y como destaca Lourdes Carranza, “distintos fisioterapeutas relacionados con programas de Envejecimiento Activo del Archipiélago estamos poniéndonos en contacto, a través del Colegio de Fisioterapeutas, para poder intercambiar experiencias entre estos colectivos con objetivos y principios similares, algo que para las mujeres está siendo altamente positivo a nivel emocional y las está haciendo crecer como grupo”.

Con estos eventos, se busca dar visibilidad, no sólo a las alumnas y a sus experiencias con la actividad, sino al colectivo de fisioterapeutas como la mejor opción a tener en cuenta para el desarrollo de estos proyectos, remarca esta experta.