Geriatría

Los pacientes pluripatológicos consumen el 30% de los recursos sanitarios.

En la actualidad, la cronicidad, pluripatología y edad avanzada de los pacientes constituyen un problema sanitario a nivel global. De hecho, la Organización Mundial de la Salud (OMS) considera que el aumento de las enfermedades crónicas se está convirtiendo en una situación con carácter de epidemia, ya que se prevé que la proporción de personas de más de 60 años se triplicará para el año 2050.

Leer más...

El estado nutricional es fundamental para la prevención y el tratamiento de la fragilidad.

El estado nutricional es un aspecto fundamental para la prevención y el tratamiento de la fragilidad en mayores, así como vigilar de forma periódica la ingesta nutricional y el peso corporal del mayor como “instrumento básico de cribado”, tal y como se pone de relieve en un artículo publicado en la revista científica internacional Maturitas en el que se analiza mediante una revisión sistemática la relación entre nutrición y fragilidad en las personas mayores.

Leer más...

La neumonía es la primera causa de mortalidad infecciosa aguda en paciente pluripatológico.

La infección más frecuente en paciente pluripatológico es la neumonía, que es la primera causa infecciosa de alta hospitalaria en los Servicios de Medicina Interna y la primera causa de mortalidad infecciosa aguda en este grupo, seguida de otras como la septicemia por infecciones urinarias, del tracto biliar e intraabodominales, y las infecciones del sistema nervioso, tal y como se ha puesto de manifiesto en el marco de la VIII Reunión del Paciente Pluripatológico y Edad Avanzada de la Sociedad Española de Medicina Interna (SEMI) que se está celebrando en Madrid.

Leer más...

Tres de cada cuatro mayores de 70 años presenta factores importantes de riesgo vascular.

Alrededor de un 70-80% de la población mayor de 70 años presenta factores importantes de riesgo vascular, por lo que la prevención resulta fundamental, tanto para evitar que aparezcan en la población general como para llevar a cabo un tratamiento precoz cuando ya se han manifestado, especialmente en pacientes que ya han padecido un ictus o infarto, tal y como se ha puesto de relieve en la Reunión de Riesgo Vascular que la Sociedad Española de Medicina Interna (SEMI) que acaba de celebrarse en Madrid.

Leer más...