La demencia por Cuerpos de Lewy (DCL) es una enfermedad neurodegenerativa común entre la población mayor. Suele iniciarse entre los 70 y los 80 años, aunque se han reportado casos de incluso 60. Se constituye como la segunda enfermedad neurodegenerativa más prevalente, después de la Enfermedad de Alzheimer.


Clínica de la Demencia por Cuerpos de Lewy

La DCL es clínicamente diferente a la que aparece en el Enfermedad de Alzheimer (EA). Se manifiesta principalmente con síntomas frontales, parkinsonismo, síntomas psicóticos, alteraciones en el estado del ánimo, alteraciones del sueño y fluctuación de los síntomas (incluso en el mismo día) que aparecen con frecuencia de forma subaguda y avanzan con rapidez.
geriatricarea demencia con cuerpos de Lewy

La demencia por Cuerpos de Lewy se caracterizan por alteraciones en la atención, enlentecimiento de procesamiento de la información, déficits en las funciones ejecutivas y déficits en las capacidades visoespaciales y visoconstructivas

Los rasgos corticales que aparecen en la DCL son similares a los que aparecen en la EA (alteración de la memoria, desorientación, afasia, apraxia, agnosia, etc.) aunque en la DCL suelen ser de menor intensidad, al menos en un inicio.

Sin embargo, en la DCL son más destacables los síntomas frontales que se caracterizan por alteraciones en la atención (atención fluctuante), enlentecimiento de procesamiento de la información, déficits en las funciones ejecutivas y déficits en las capacidades visoespaciales y visoconstructivas.

En algunos casos los signos parkinsonianos pueden aparecer de forma evidente antes que los síntomas corticales, por lo que pueden sugerir la sospecha de Enfermedad de Parkinson. Sin embargo, en la mayoría de los casos los déficits cognitivos en la DCL aparecen antes que los signos parkinsonianos manifestándose éstos últimos con menor intensidad.

Los síntomas psicóticos se manifiestan como alucinaciones y delirios de contenido paranoide. Las alucinaciones son generalmente visuales, aunque pueden aparecer en otras modalidades sensoriales. Las alucinaciones visuales suelen ser estructuradas y son vivenciadas de una forma real por la persona. Por su parte, los delirios aparecen como ideas aisladas de perjuicio.
Recientes propuestas en evaluación:
Test de Copia del Pentágono y el Test del dibujo del reloj

Vergouw y sus colaboradores (2018) quisieron poner a prueba la utilidad del Test de Copia del Pentágono y el Test del dibujo del reloj como marcadores pronósticos de demencia, obteniendo resultados interesantes. Los sujetos que obtenían puntuaciones bajas, ya fuera en uno u otro test, mostraron una tasa de supervivencia 2-3 veces menor que aquellos sujetos que obtenían puntuaciones altas. Resultados de estudios previos fueron similares a los encontrados en este estudio: los pacientes cuyo declive cognitivo avanza más rápido tienen más riesgo de mortalidad.


Terapias no farmacológicas en Demencia por Cuerpos de Lewy

Debido a que el tratamiento no farmacológico para la demencia por Cuerpos de Lewy es complejo y muestra una eficacia y tolerancia limitada, con las intervenciones no farmacológicas se pretende arrojar algo de luz en la mejora de la calidad de vida de los pacientes. Morrin, et al., publicaron en 2017 una revisión de artículos en la que a pesar de no proporcionar evidencia determinante para las terapias no farmacológicas si mostraron resultados beneficiosos.

Así, la estimulación cerebral profunda proporcionó beneficios cognitivos y la estimulación magnética transcraneal repetitiva mejoró los síntomas depresivos. Por otra parte, la estimulación transcraneal por corriente continua, las intervenciones basadas en el ejercicio, el entrenamiento de la memoria espacial y la intervención ambiental para el “mirror sign” mostraron también beneficios.

En una reciente publicación (Connors, et al., 2018) se propusieron hacer una revisión de la evidencia de la eficacia de las intervenciones dirigidas a pacientes y sus familiares. En los artículos finalmente analizados, encontraron los siguientes tipos de intervenciones: educación para el cuidador, intervenciones psicológicas para las alucinaciones, terapia cognitivo conductual, ejercicio físico, modificación ambiental, fisioterapia, terapia electroconvulsiva, estimulación cerebral profunda, entre otras. A pesar de que la mayoría de los estudios concluían efectos beneficiosos para las intervenciones, éstas disponían escasos sujetos en las muestras y no ofrecían suficiente calidad para realizar recomendaciones.


El rol del psicogerontólogo en la demencia por Cuerpos de Lewy

Previo al diagnóstico de DCL, el psicólogo deberá estar en alerta ante la aparición de los primeros síntomas que puedan hacer sospechar de un envejecimiento patológico. Una vez llega momento del diagnóstico, y a lo largo del proceso neurodegenerativo, deberá abordar las problemáticas que vayan surgiendo en cada una de las fases: diseño e implementación de programas de mantenimiento de las capacidades cognitivo, psicoeducación de la enfermedad para pacientes y familiares, modificaciones ambientales para la adaptación a sus capacidades cognitivas alteradas (siendo importantes las visoespaciales), manejo de alteraciones del estado del ánimo y trastorno de sueño, etc.

Un artículo de Ana María González, Presidenta de la Asociación Española de Psicogerontología (AEPG).