Insuficiencia cardíaca: a mayor ingesta de proteínas mayor sobrevida.

Se asocia de forma independiente con una mejor supervivencia.

Los pacientes con insuficiencia cardíaca que consumen más proteínas viven más tiempo, según una investigación presentada hoy en Heart Failure 2018 y el Congreso Mundial sobre Insuficiencia Cardiaca Aguda, un congreso de la Sociedad Europea de Cardiología (1).

Los adultos mayores necesitan mantener la masa muscular para una salud óptima (2). Sin embargo, la mayoría pierde masa muscular a medida que envejecen y son menos eficientes en el uso de proteínas en la dieta para desarrollar músculo. Para empeorar las cosas, los adultos mayores suelen comer menos proteínas que los adultos más jóvenes a pesar de los estudios en la población general que demuestran que deberían comer más.

Poco se sabe sobre el impacto de la baja o alta ingesta de proteínas en pacientes con insuficiencia cardíaca, una condición que aumenta con la edad. Aproximadamente uno de cada diez de 70 años tiene insuficiencia cardíaca (3).

La insuficiencia cardíaca es una condición médica grave en la que el corazón no bombea sangre alrededor del cuerpo tan bien como debería. Esto significa que la sangre no entrega suficiente oxígeno y nutrientes al cuerpo para permitir que funcione normalmente.

Este estudio investigó la asociación entre la ingesta de proteínas y la supervivencia en 2.281 pacientes con insuficiencia cardíaca en el estudio BIOSTAT-CHF, que se realizó en 11 países de Europa (4). La edad promedio de los pacientes en este análisis fue de 68 años y el 27% fueron mujeres.

    En pacientes con insuficiencia cardíaca, una mayor ingesta de proteínas se asocia de forma independiente con una mejor supervivencia

La ingesta diaria de proteínas se calculó a partir de la excreción de urea en orina, corregida por la creatinina en orina y el índice de masa corporal (IMC) utilizando una fórmula validada. Los pacientes se dividieron en cuatro grupos de acuerdo con la cantidad de proteína que consumieron, y luego se evaluó la asociación con la mortalidad.

La ingesta media de proteína fue de 53 gramos por día, que van desde 40 gramos en el cuartil más bajo hasta 70 gramos en el más alto. Al final del período medio de seguimiento de 21 meses, el 31% de los pacientes en el cuartil inferior de ingesta de proteínas (40 gramos o menos por día) había muerto en comparación con el 18% de los pacientes en el cuartil más alto de ingesta de proteínas (70 gramos o más por día) (p <0.001).

Después de ajustar los factores de confusión múltiples, incluida la edad y la función renal, los pacientes en el cuartil más bajo de proteína tuvieron un riesgo 46% mayor de muerte que aquellos en el cuartil más alto de ingesta de proteínas (razón de riesgo 1,46; intervalo de confianza del 95%: 1,01-2,12; p = 0.045).

Koen Streng, autor del estudio y estudiante de doctorado, University Medical Center Groningen, Países Bajos, dijo: "Observamos que en pacientes con insuficiencia cardíaca, una mayor ingesta de proteínas se asocia de forma independiente con una mejor supervivencia. El estudio no analizó las causas de este vínculo, pero es probable que la proteína dietética genere masa muscular que es beneficiosa para la salud en estos pacientes".

Fuente: European Society of Cardiology Heart failure patients with a higher protein intake live longer