El 15% de los pacientes con Alzheimer viven solos, tal y como pone de relieve un estudio realizado por el Instituto de Investigación en Atención Primaria Jordi Gol (IDIAP Jordi Gol).

El 90% de las personas con Alzheimer que viven solas son mujeres
Esta investigación ha sido llevada a cabo en las áreas básicas de salud de Santa Eugenia de Berga y de Artés (poblaciones de ámbito rural de Barcelona), sobre una población de 26.852 habitantes, analizando el perfil de los pacientes diagnosticados de enfermedad de Alzheimer. Se han detectado 191 paciente con esta enfermedad y, de éstos, un 15,71% viven solos, un 59,16% acompañados y un 25,13% en residencias.

Los pacientes diagnosticados de Alzheimer que viven solos son más mayores (86 años de media de edad) que los pacientes que viven acompañados (82,5 años) o los que viven en residencias (84,19 años). A destacar también que son mayoritariamente mujeres, en un 90%, y que un 23% padece demencia leve y un 73% moderada.

Un 56,7% de los pacientes con Alzheimer que viven solos asisten a un centro de día, porcentaje sensiblemente superior al de los que viven acompañados, de los que solo un 28,3% asisten a un centro de día.

Asimismo, las personas con Alzheimer que viene solas son los que menos utilizan pañales (un 40%), mientras que un 42,5% de los que viven acompañados los utilizan, porcentaje que llega al 85,4% en el caso de los pacientes que viven en una residencia.

Respecto a la medicación, de los pacientes diagnosticados de Alzheimer que viven solos sólo un 20% toma medicación específica para el Alzheimer, mientras el porcentaje se eleva al 31,3% en el caso de los ingresados en una residencia, y al 48,7% de los que viven acompañados. Este estudio revela también que los pacientes con Alzheimer que viven solos reciben menos medicación de ansiolíticos y antidepresivos, pero más benzodiazepinas.

Para Jordi Espinàs, investigador del IDIAP e investigador principal del proyecto, estos resultados “nos hacen ver que los pacientes con Alzheimer son un reto para nuestra sociedad y los pacientes con Alzheimer que viven solos, una urgencia. Es fundamental la dedicación de más recursos humanos y económicos y el establecimiento de planes coordinados a todos los niveles para su atención.”