Seguir luchando por conseguir un trato de excelencia a las personas mayores. Este fue el objetivo principal de la Jornada “Todos contra el abuso y maltrato a las personas mayores”, organizada por la Confederación Estatal de Mayores Activos (CONFEMAC) en Sevilla. La jornada se convirtió en una intensa y fructífera reunión a la que asistieron numerosos expertos y profesionales de toda España.

 En esta jornada, que se enmarca en la línea de trabajo de CONFEMAC por erradicar la lacra del maltrato, se analizó una realidad muchas veces oculta y ocultada, como es el fenómeno del abuso y maltrato a las personas mayores, desde puntos de vista multisectoriales, con una apuesta firme por el buen trato, un trato de excelencia.

Representantes de instituciones, residencias, Centros de Día y Participación Activa, médicos, psicólogos, trabajadores sociales, comunicadores… y las propias personas mayores unieron su compromiso en unas conclusiones que pueden servir de guía a toda la sociedad, y que pueden resumirse en estos principios:

    El maltrato a las personas mayores es una realidad oculta, ocultada, y mucho más frecuente y cercana de lo que nos imaginamos. Tal es el problema, que el informe de la Agencia de los Derechos Fundamentales de la Unión Europea (FRA) 2018, ha dedicado su capítulo principal a la igualdad de trato para las personas mayores y el respeto de sus derechos fundamentales.


    Es necesario abrir los ojos ante situaciones y formas de trato, consideradas como normales, pero que están generando maltrato a las personas mayores.
    Ante el maltrato, hay recursos legales e institucionales a los que acudir. La protección contra la discriminación por motivos de edad es un derecho universal para todos.


    Los recursos para luchar contra el maltrato y defender los derechos de las personas mayores no son perfectos pero hay ganas de mejorarlos.
    Eliminar el abuso y maltrato no depende solo de las personas que cuidan sino del compromiso proactivo de instituciones y profesionales.
    Entre los factores de riesgo del maltrato en la vejez destacan ser una persona dependiente, ser mujer y tener pocos recursos.
    Es necesario concienciar a las propias personas mayores para que mantengan las riendas de su vida, frente a los riesgos de que otros decidan por ellas.
    Los problemas que originan el uso de sujeciones, físicas o químicas se pueden resolver trabajando de otra forma. Las experiencias ya consolidadas demuestran que no se trata de más dinero, sino de cambiar el punto de vista.
    Para cuidar bien es necesario estar bien consigo mismo por eso, la formación de las personas que cuidan debe tener en cuenta esta dimensión.
    Todos podemos disminuir las consecuencias de los pequeños delitos, difundiendo los consejos del “Plan Mayor Seguridad” de la Policía y de la Guardia Civil.
    La meta es el buen trato, un trato de excelencia, a las personas mayores. Simplemente, como a cada cual nos gustaría ser tratados.

Esta jornada organizada por CONFEMAC , financiada por la Consejería de Políticas Sociales y Conciliación de la Junta de Andalucía,  contó con la colaboración y participación del Grupo social de la ONCE, la Confederación Estatal de Organizaciones de Mayores (CEOMA) y la Asociación Edad Dorada. Mensajeros de la paz. Y para seguir el compromiso adquirido, este encuentro tendrá continuidad en otras dos jornadas que se celebrarán próximamente en Valladolid y Badajoz.