Abbott presenta la nueva generación de su monitor cardiaco continuo Confirm Rx con tecnología SharpSense, el primer dispositivo médico en su categoría en hacer uso del smarthphone para enviar los datos al profesional sanitario en tiempo real.

De fácil implantación, este terminal ofrece una mejor detección y seguimiento de las arritmias, el síncope, las palpitaciones y la fibrilación auricular antes o después de la terapia de ablación e ictus criptogénico. Además, gracias a su tecnología sanitaria SharpSense, permite una reducción del 97% de la tasa de detección falsos positivos, mientras que el resto de los dispositivos se mueve en valores inferiores a este porcentaje. Funciona con Bluetooth en combinación con la App myMerlin y está disponible en iOS y Android.

Tal y como destaca el Dr. Ermengol Vallès, cardiólogo de la Unidad de Arritmias del Hospital del Mar de Barcelona, “hasta el momento los monitores cardiacos permitían la grabación y el envío de arritmias de forma programada. Esta nueva generación de dispositivos va un paso más allá y gracias a la conectividad móvil realiza el envío de los datos en tiempo real, desde cualquier lugar y a cualquier hora”.
geriatricarea monitor cardiaco abbottEl monitor cardiaco continuo Confirm Rx permite una mejor detección y seguimiento de las arritmias, el síncope, las palpitaciones y la fibrilación auricular

Aunque todos los monitores cardiacos implantables hacen un registro automático de las arritmias, muchos de ellos exigen un alto grado de participación por parte de los pacientes a la hora de activar un registro con opción de asociarlo a un síntoma; una tarea difícil de llevar a cabo cuando el paciente se siente mareado o su corazón late a gran velocidad. Para evitarlo, Confirm Rx no sólo envía de forma automática los datos de ritmo cardiaco a través de App myMerlin si no que, además, permite al paciente activar los episodios en tiempo real mediante la misma app de forma que puede prescindir de un activador de episodios externo.

Otra de las características de la nueva generación del monitor cardiaco de Abbott es la incorporación de la nueva tecnología SharpSense, que reduce en un 97% la detección de latidos irregulares poco significativos o falsos positivos. De esta forma, se evita que el dispositivo médico alerte de forma falsa al cardiólogo. Además, esta tecnología también ofrece gráficos de dispersión impresos para identificar mejor las tendencias de los pacientes.

Intervención sencilla, rápida y de carácter ambulatorio   

Confirm RX tiene un tamaño menor al de un clip y se implanta mediante una sencilla operación de carácter ambulatorio debajo de la piel, a la altura del corazón. La intervención para la implantación del dispositivo tiene una duración inferior a 10 minutos y se realiza a través de una pequeña incisión y solo con anestesia local. De hecho, se implanta mediante un pequeño procedimiento en la consulta del doctor. La piel se anestesia con medicación, y el dispositivo se inserta debajo de la piel en el corazón. La mayoría de los pacientes presentan pocas molestias después del procedimiento.
Las arritmias causan más del 16% de los ingresos hospitalarios

Las arritmias cardiacas son uno de los primeros motivos de consulta al cardiólogo y según datos de la Sociedad Española de Cardiología constituyen la causa de más del 16% de los ingresos hospitalarios, afectando a más del 1 % de la población general.

Dentro del grupo de arritmias, la fibrilación auricular es uno de los tipos más frecuentes. De hecho, se calcula que en el territorio nacional alrededor de un millón de personas podría padecer esta patología1. Sin embargo, alrededor de 90.000 españoles podrían padecerla y no saberlo2. Esto se debe a que las arritmias que produce esta dolencia no son perceptibles para el paciente en algunas ocasiones.

Según la Fundación Española del Corazón, la fibrilación auricular es una enfermedad grave, ya que puede producir coágulos de sangre que pueden viajar desde el corazón hasta el cerebro y causar un infarto cerebral.

En la actualidad, y gracias a los avances médicos, existen diferentes terapias para esta patología. La mayoría de los pacientes pueden llevar una vida sana y productiva una vez realizado el tratamiento. Por tanto, una detección temprana y un diagnóstico preciso son importantes para el control de la enfermedad y la supervivencia del paciente.