Un estudio del Grupo de Epidemiología de la compañía alemana IQVIA, y de la clínica universitaria París V, ha concluido que la osteoporosis y la demencia tienen factores de riesgo similares.

"Estos factores incluyen el alelo APOE4 de la apolipoproteína E, principal transportador de colesterol, niveles más bajos de vitamina K, deficiencia de vitamina D, pero también andrógenos y estrógenos", ha declarado el coautor Louis Jacob, de la clínica universitaria de París Louis Jacob, MD, de la clínica universitaria de París V.

"Existe un gran interés en la relación entre la osteoporosis y la demencia.

Este estudio es el primero en abordar esta cuestión en una base de datos muy grande que permite la comparación de casos y controles entre pacientes con y sin osteoporosis", ha señalado, por su parte, el investigador principal, Karel Kostev del Equipo de Epidemiología de IQVIA, Frankfurt, Alemania.

Este estudio ha usado datos de la base de datos del Analizador de Enfermedades de IQVIA, que información sobre prescripciones de medicamentos, diagnósticos y datos demográficos obtenidos directamente y en formato anónimo de sistemas informáticos utilizados por médicos generales y especialistas.

Asimismo, se ha incluido pacientes diagnosticados con osteoporosis entre enero de 1993 y diciembre de 2012, y fueron analizados hasta 20 años.

Después de aplicar criterios de inclusión similares, los controles se emparejaron con los pacientes con osteoporosis utilizando puntajes de propensión según la edad, el sexo, el año índice, varias comorbilidades y coterapias.

Tras estudiar a 29.983 pacientes con y sin osteoporosis, se concluyó que el 20,5% de las mujeres con osteoporosis y el 16,4% de los controles habían sido diagnosticados con demencia.

Al final del período de seguimiento, se encontró demencia en el 22% de los hombres diagnosticados previamente con osteoporosis y en el 14,9% de los hombres sin esta afección crónica.

Por último, esta patología se asoció con un aumento de 1,2 veces en el riesgo de ser diagnosticado con demencia en las mujeres y un aumento de 1,3 veces en el riesgo de ser diagnosticado con demencia en los hombres.

 

EUROPA PRESS