Alrededor de 50 millones de personas viven con demencia en todo el mundo, según la Organización Mundial de la Salud. Lo que hace que esta epidemia sea aún más aterradora es que a pesar de las muchas teorías sobre la demencia, nadie sabe cuál es la causa.

El Alzheimer es el tipo más común de demencia, según la Asociación del Alzheimer, y representa hasta el 80 por ciento de los casos. De todos los pacientes de Alzheimer, un mero 5 por ciento experimentan un inicio temprano que ataca antes de los 65 años.
 
Parecen pequeñas molestias que ignoramos, pero en ocasiones pueden ser los primeros y más engañosos síntomas del Alzheimer. Te los detallamos a continuación:
 
1. Perder  constantemente las llaves y el teléfono


En el contexto de la demencia, este tipo de distracción crónica probablemente es algo más que un mal hábito. Colocar mal las cosas es uno de los primeros signos de demencia, según la Asociación de Alzheimer. Por supuesto, todos pierden sus teléfonos, llaves u otros artículos pequeños de vez en cuando, pero cuando la frecuencia es casi diaria, podría ser un signo de un problema mayor.

2. Pedir la misma información repetidamente

Preguntas cotidianas como "¿qué tren has tomado?" o "¿qué hora es?" o "¿qué comemos hoy?" pueden parecer normales, pero cuando se preguntan de forma insistente y repetida, hay que estar alerta. De acuerdo con la Asociación de Alzheimer, el olvido crónico y la solicitud de la misma información una y otra vez es una señal de advertencia. Requerir la misma información algunas veces se puede atribuir al envejecimiento normal, pero cuando sucede a diario, podría ser más grave.


3. Evitar las interacciones sociales

Es natural salir toda nuestra vida y tener  numerosos amigos cercanos. Pero cuando comenzamos a evitar situaciones sociales, especialmente si eso significa conocer gente nueva, puede ser un signo temprano de demencia, ya que el aislamiento social es uno de sus síntomas más comunes.
 
4. Desorientación

De acuerdo con la Asociación de Alzheimer, tener problemas para llegar a un lugar familiar es un síntoma temprano de demencia, ya que son trayectos que tenemos asimilados y no deberíamos olvidarlos.


5. Pérdida de peso inexplicable

Según un informe publicado por la Academia Estadounidense de Neurología en 2009, "las mujeres que desarrollarán demencia comenzarán a perder peso al menos diez años antes del diagnóstico". Otro informe, en 2010, relacionó la pérdida de peso involuntaria con el Alzheimer, y específicamente, con la rápida progresión de la enfermedad.

De: Alex Nielsen