El envejecimiento de la población es uno de los factores clave que está provocando que enfermedades que tiempo atrás tenían poca incidencia ahora incrementen sus cifras, como es el que caso del ictus y sus secuelas neurocognitivas y/o motoras.

 

Por ello es necesario apostar por la transformación de la atención hospitalaria en un sistema para crónicos y no tanto para agudos, tal y como afirmó el Dr. Juan Carlos Miangolarra, portavoz de la Sociedad Española de Rehabilitación y Medicina Física (SERMEF) durante el “Encuentro DCA: Aproximación demográfica y necesidades de las personas con Daño Cerebral Adquirido (DCA) y sus familias”.

El 78% de las 420.000 personas con Daño Cerebral lo desarrollaron a causa de un ictus

Para este especialista de SERMEF de entre las principales líneas de trabajo de la rehabilitación en torno al paciente con daño cerebral destaca la funcionalidad, ya que el desarrollo de nuevos elementos tecnológicos está permitiendo ganar autonomía a los afectados. “Los sistemas de mejora de la comunicación y del control de la movilidad  y del equilibrio, a través de robots, están permitiendo lograr avances que hasta la fecha eran difíciles de alcanzar. Por ejemplo, los sistemas tecnológicos basados en sistemas informáticos y de software permiten mejorar la comunicación en pacientes con daño cerebral. Hasta hace poco algunos pacientes no podían comunicarse”, afirma el Dr. Miangolarra.

No obstante, “el desarrollo de la tecnología en rehabilitación física (robots para controlar el movimiento) no es posible de asumir en la Sanidad, en muchos casos, por falta de formación de los profesionales. Trabajamos con los ingenieros y nos proponen mejoras que no son fáciles de aplicar. No somos capaces de poner en práctica mucha de la tecnología. Debemos apostar, sin duda, por la formación de nuestros profesionales. Un ejemplo claro es no tener cultura de que en un servicio de rehabilitación la figura de un bioingeniero puede ser muy importante”.

En esta jornada se presentaron nuevos datos de impacto del Daño Cerebral Adquirido en España una discapacidad que, según el estudio realizado con la colaboración del Real Patronato sobre Discapacidad, afecta a 420.000 personas en nuestro país.

A este dato de prevalencia del DCA en España, se añaden nuevos datos de incidencia que permiten establecer un perfil más acertado de la persona con Daño Cerebral Adquirido. Así, cada año se dan 104.701 nuevos casos de Daño Cerebral Adquirido (identificados en el período 2010-2012 como altas por las principales causas de DCA en el Conjunto Mínimo de Datos – CMBD de hospitalización del Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad). La principal causas de daño cerebral es el ictus, al que le corresponden 99.284 de estos casos anuales; seguido por el traumatismo craneoencefálico (4.938 casos anuales) y la anoxia (1.442 casos anuales).

Esta alta incidencia del ictus se ve reflejada en los datos de prevalencia: un 78% de las 420.000 personas con Daño Cerebral lo desarrollaron a causa de un accidente cerebrovascular. Dentro del colectivo, el 65,03% es mayor de 65 años, el 52% son hombres y el 89% presenta alguna discapacidad para realizar Actividades Básicas de la Vida Diaria.

Por otra parte, el estudio refleja las valoraciones de discapacidad que se han realizado al colectivo. De las 420.000 personas con DCA, 113.132 han sido valoradas por los servicios públicos de reconocimiento de discapacidad y 73.584 personas han sido reconocidas con un grado superior al 65%.

- See more at: http://geriatricarea.com/mas-del-65-de-los-afectados-por-ictus-es-mayor-de-65-anos.